domingo, 26 de abril de 2009

.

¿Qué tal cuando vas tomarte el ascensor, aparece tu vecino en calzoncillos y mientras agarra la puerta te dice "hola"? La liberación sexual no nos ha beneficiado en nada.

.

9 comentarios:

Ferdinand dijo...

la liberación sexual es la muerte del erotismo. estamos podridos y encima nos tragamos los gusanos, con gusto. (estábamos muertos y podíamos respirar)
saludos!!!

Bruja dijo...

depende el vecino.

Isil dijo...

depende los calzoncillos

boxers? slips? jockeys? elastizado? enwedgeados??

julieta dijo...

coincido con bruja.

besos.

j. dijo...

Coincido con las dos: depende del vecino *y* de los calzoncillos. Vamos, un bombón en boxers cuadriculados es difícil. Y un tipo horrendo en uno de esos boxers ajustaditos te hace pensarlo un par de veces.

Simpática y puntual dijo...

es que tengo un gran apego por la intimidad...

chicaenminifalda dijo...

ya lo sé. y por eso privás a los bloggers de las fotos más graciosas de la lit. porteña!

Ri dijo...

En el edificio de mardelplata donde esta mi dpto siempre alquilan varios jovenes que gustan de vivir con la puerta abierta. Creo que piensan que estan en un hostel, y que van a levantar, no se dan cuenta que cayeron en un lugar diferente.
Todo esta en la adecuacion, no?

julieta dijo...

mmm... no estoy tan segura, jota... ninguna vio esos carteles de dufour en los que el chico se está sacando la camisa y sólo tiene unos calzoncillos de rombos!!?? pero qué rombos, dios mío, qué rombos!

jaja... besos!