miércoles, 11 de abril de 2007

Ayer me compré un vestido azul eléctrico

_

Me lo pongo con medias azules francia y botas negras largas. Me maquillo con naranjas y me cuelgo aros grandes de plástico blanco. Volvieron los ochentas a mi guardarropas (¿acaso alguna vez se fueron?)


.

5 comentarios:

Matías Pailos dijo...

no sé si tengo ganas de tirarme encima suyo o de salir corriendo. (¿Su peinado también es el de Rosselini?)

Simpática y puntual dijo...

MP: salvo excepciones como cuando corto tomate, no llevo semejante cuchillo en la mano...
Las coincidencias son: bien podría estar en esa posición, mi vestido efectivamente es azul, pero de otra tela y más corto, y me gusta Lynch.
El pelo no no, no es como el de Rosselini (qué peinado que tiene ¿no?)... más bien es como el de la chica que está justo abajo del trasero de Kyle MacLachlan.
Me refiero a la foto que está en blanco y negro del post de abajo, porque basicamente esa soy yo, sólo que ahora no está teñido de negro, y el flequillo y el pelo están más largo.

Anónimo dijo...

Bonjour madammmme!
Ça va? Efectivamente, coincido con el caballero de arriba, eres tan encantadora como temerosa, cosa que pocas mujeres logran.
Sabes, por momentos me haces reir mucho.
Saludos.

simpática y puntual dijo...

anónimo: más allá del encanto o temor que (te, me) pueda provocar, me parece divertido que haga reír! exactamente eso hago cuando me provoco encanto o temor.

Anónimo dijo...

Jajaja! (una vez mas).
Que descanses.