martes, 15 de julio de 2008

Nuestros años felices

.


¡Qué felices éramos cuando éramos dark! En el Club del vino año 2003, nos sentábamos desdichados a brindar esperando que salga a escena la orquesta, llorábamos en los asientos de la Trastienda por nuestro amor torturado y a escondidas nos besábamos mientras Juan Pablo Fernández cantaba las manos no sirven para arreglar esas cosas que no se ven.
Pequeña Orquesta Reincidentes, que primero se llamó Reincidentes, fue una de las mejores bandas argentinas de rock y la banda de sonido de la mejor historia de mi vida. Fue, porque hace pocos meses recibí un email que anunciaba su separación. De rock, porque en algún momento su formación y sonido así lo eran. A diferencia de lo esperable, la noticia del fin me alivió. Dicen que hay que saber retirarse a tiempo: yo diría que se retiraron unos discos después.
Tarde, Nuestros años felices, Que sois ahora y Pequeña Orquesta Reincidentes (y siendo flexible Mi suerte también) son los mejores discos, quizá los únicos posibles. Rock con tango, tango con dark, dark con Europa del Este, música con palabras, prosa con poesía: una banda que logró un verdadero sonido personal, auténtico, propio. Un cantante escritor, que algunos asocian a Carver y Arlt (recordar que Juan Pablo Fernández es parte del staff de la revista literaria Ricardito), músicos con formación de músicos, treintañeros de traje y corbata. Drama, expresionismo alemán, oscuridad. Para cualquiera que haya tenido el gusto de haberlos visto en escena sobre todo antes del 2005, recordará el talento interpretativo de JPF, un tipo que te contaba un historia desgarrado, sostenido, parado aún sin caer, por la maravillosa música de sus compañeros. Historia urbanas, pero también de pueblo, del que vuelve de Malvinas y nadie lo espera, de parejas que se ahogan con el tiempo, del pasado, de la imposibilidad de fugar al presente, de Buenos Aires en taxi, del vino, de lo que ya no es. La música para los que gustan aspirar de lo que está hecho el ser porteño.
Todo esto hasta el cuarto disco. Después vinieron las dudas, alguna cosa que los confundió, algún espejismo y la orquesta se deshizo en discos repetidos, en jingles kusturizados, en caprichos. Paradójicamente, cuanto más exitosa, en términos de cantidad, de público, se volvía la banda, más aburrida y poco interesante se volvía la música. Una verdadera pena que no hayan apostado por lo que habían conseguido con tanto trabajo y belleza. Quizá sea demasiado dura con el derrotero de la banda, pero se es duro con lo que más se ama.
.

16 comentarios:

cronistasentimental dijo...

mirá vos! ahora me ponés en la situación de tener que conseguir uno de esos primeros discos...

R101 dijo...

¡¡Basta, malvada adoradora del ideal!! Con esa ideología le vas a dar cada tortazo a tús hijos, querida...

PD: Es sólo rock and roll, pero a mi me gusta

simpática y puntual dijo...

cronista, si querés mandame tu gmail y te mando por mail algunos mp3.

r101, estás muy vivillo, esto es una devolución por lo de las empanaditas chinas?
pero bueno, é así, voy a ser un militar con los vástagos.

FlorA dijo...

confiezo que cuando recibí el mail a mi me dió tristeza al principio y después me dió ese mismo alivio...
la última vez que los vi tuve que ir al ND Ateneo y hacer cola 1 hora... esas cosas no pasaban antes...
igual me siguieron gustando bastante hasta un disco más que usted...

saludos y que la POR descanse en paz...

saludos

FlorA

p.s.: decían que siguen solistas... sabe ud algo que yo no?

FlorA dijo...

yo me confieso con z a veces...

perdón

simpática y puntual dijo...

hola flora, sos la flora que leyó en casa brandon?

qué bueno que me acompañes en el sentimiento.
escuché lo mismo que vos, rumores.

besos

Jirafas dijo...

noticia triste.
los vi en el nd ateneo la ultima vez, sin hacer cola, comprando la entrada sin demasiado preludio y escuchando un muy buen recital.
estaremos atentos a lo que sigue

simpática y puntual dijo...

hola jirafas, ¿el del ateneo fue el último recital?
hay una frasecita de una canción muy linda de belle & sebastian que dice "i always cry at endings"

cronista sentimental dijo...

no sabía que se podían mandar por email! gracias! mi dirección es cronistasentimental@gmail.com

flora dijo...

hola syp, no creo que sea esa flora, soy nueva por acá... solo una anónima más...

saludos

FlorA

flora dijo...

confieso otra cosa...

yo estaba enamoradísima de pesoa el pianista...

después se me pasó un poco...

saludos

FlorA

Ri dijo...

Soñe que en un intervalo de clase de 4 horas iba a comprar unos chupetines con una joven profesora de latin y la kioskera que atendia el puesto eras vos, reemplazando al pelado malhumorado que se lleva siempre el cambio.

simpática y puntual dijo...

flora, anónima hasta que tengas un blog, ja!
yo de juan pablo

ri, diossssssss míoooooooooooooooo
(te mandé un mail)

Simpática y puntual dijo...

ay! cronista no te vi! en un rato te mando por gmail

norman dijo...

dos veces quise ir a verlos al club del vino, una no me dejaban entrar porque era menor, la otra, que seguía siendo menor (2005 todo) había que esperar por si se caía alguna reservación, pero no se caía nada.

Perrito Mozartiano dijo...

Tremendo post. Tremendo duelo. Y tremenda precisión para definir una banda tan intensa como indefinible.

Un abrazo che. Compartimos la sensación.