jueves, 2 de agosto de 2007

.
quizás un día
sin pensarlo
me levanto
te encuentro en mi cama
¿hay café?
quizás llegás por la ventana
para darme cuerda
como al reloj
¿hace frío afuera?
nos montamos a la cama
como quien se va de viaje
y no quiere perder el avión
hay que comprar papel higiénico
nos pasamos el día
poniéndole más pliegues
a las sábanas
ya pagué la luz
tranquilos, en silencio
hacemos círculos
con el aire
con las manos
no mires así
aseguramos
un futuro juntos
de aquí en más
yo me voy
alquilamos un departamento
de un ambiente
me falta el aire
y convivimos pacíficamente
.

9 comentarios:

Yo (rodrigo illarraga) dijo...

Si para escribir de posibilidades estamos
a la accion no llegamos.
Por suerte la poesia,
ni siquiera lenta en su entropia,
le da estas posibilidades
para gusto de sus lectores lectores
de diferentes edades.

principio de incertidumbre dijo...

claro que el espacio ayuda. Fijate que la gente que se acostumbra a dormir en camas de una plaza (de a dos) luego en la de dos, en general, tiende a separarse (venía a cuento por los últimos versos).


Ah, servicio a la comunidad: no sé si viste, pero en el blog del señor de abajo usan un programa para subir archivos y anda muy bien (escuché perfecto lo que subieron): www.esnips.com

diego lebedinsky dijo...

yo me monto a la cama como si me fuera de viaje




lo hago siempre... o cada tanto

simpática y puntual dijo...

Yo (ri) ulalá!
La maravilla del blog, que nos acerca a todas las generaciones.

Principio de I, no sé que decirte, si la gente tiende a separarse por esas razones. Hasta el momento, no conozco mejor manera de conocer a alguien que conviviendo...
Gracias por el dato del mp3.

Diego, entonces hay que cuidarse de no caerse de la cama en el arrebato.

livio dijo...

El problema es el que se monta a la cama como si volviera de viaje!

simpática y puntual dijo...

buen punto, livio.

betina dijo...

lo que diferencia la letra redonda de la cursiva es una de las diferencias más grandes de sobrellevar en una convivencia, no?
(y parece sólo una cuestión de forma...)

Yo (rodrigo illarraga) dijo...

Es que, creo yo, la forma no importa. Lo que importa es el grado.

simpática y puntual dijo...

sí, y además esas dos voces pueden convivir en una sola cabeza.