martes, 21 de noviembre de 2006

post-tango



venía de unas semanas de intenso trabajo, que no me permitieron asistir a mis clases de tango.
pero hoy, finalmente, retomé. pensaba que quizás, con la falta de práctica, había olvidado lo que aprendí.
felizmente, y por el contrario, no.
mi profesor de tango concluyó, luego de bailar dos piezas conmigo:
-estás más sensible al hombre.

2 comentarios:

el señor x dijo...

y
de a poco
va fluyendo

simpatica y puntual dijo...

buena devolución, no?... tendrias que venir a las clases, altamente recomenadable.