miércoles, 18 de julio de 2007

Celos

.
B. había vuelto de filmar un comercial de Colombia, uno de esos clásicos comerciales de cerveza latinoamericana, con un casting de modelos brasileras, colombianas y panameñas. Para nuestro reencuentro fuimos caminando en busca de algún lugar para comer y celebrar su vuelta. Nos detuvimos en una esquina con baja iluminación cerca del Jardín Botánico.
B. entusiasmado y sonriente, comenzó a relatarme su viaje, la filmación, la selva, el paisaje, y por último mencionó la posibilidad de volver a viajar para filmar un reel para esta agrupación de modelos que se hacían llamar “Las cinco fantásticas”.
A medida que B. iba contándome como había surgido esta posibilidad, y la importancia de que los hayan tenido en cuenta a él y al equipo de filmación para hacer este especie de “book internacional” de las cinco modelos top, a mi se me iba yendo el aire de a poco, y lentamente fue que pude escuchar y seguir su relato.
Me imaginé todas las horas que tuvo que filmar y hacer las pruebas de luz sobre el culo de alguna modelo colombiana, que seguramente era morena y con rizos dorados, de labios anchos y sonrisa alegre.
Seguro que ya se hartó de mi palidez, me convencía por lo bajo. Probablemente hubo veinte pruebas de vestuario, donde ella vistió ropa de diseñador internacional tipo Prada, Oscar de la Renta, y él observó atentamente sugiriéndole que mejor se pruebe el vestido transparente de cocktail sosteniendo la cerveza colombiana con la mano derecha.
Esta modelo seguramente era una mujer fina y elegante que hablaba idiomas exóticos. Pensé que él ya se había aburrido de decirme que me anote de una puta buena vez en el curso de alemán básico, y se había decidido por una tipa que ya supiese hablar todas las lenguas que quería. Una mina francamente inteligente y hermosa.
Me acordé del jeep con el que tuvieron que filmar y de las 25 posiciones nuevas que debieron haber probado sobre el vehículo, colgando, abajo y en los asientos del mismo, porque para colmo, esta mina seguro que había tomado cursos de sexo tántrico en la India.
Harto él de mi drama, de que me llamen drama queen, de mis melancolías o ataques, se había encargado de encontrar una mujer tranquila, resuelta, con las cosas claras. Una mina que no se hacía problema por nada, por ninguna pequeñez, porque debía estar ocupada viajando por el mundo, dando entrevistas, participando de toda causa justa como la lucha por el anfibio más pequeño del norte de África.
Además probablemente había vuelto a Buenos Aires a buscar sus valijas, a llevarse sus cosas, porque era claro que se iba a ir a vivir a Colombia con la colombiana. ¿Cómo podía ser tan cruel y dejarme de ésta forma? ¿Cómo?
En algún momento recuperé el sentido del oído y escuché algo como mi nombre.

-Florencia, Florencia, ¿y vos cómo estás? ¿qué hiciste todos estos días?
-¿Yo? ¿Yo? ¿Cómo voy a estar yo? Lo único que hice yo fue ir a la verdulería a comprar tomates.

Y quebré en llanto.
.

9 comentarios:

Virginia dijo...

Es terrorífica la velocidad que puede alcanzar la cabeza de una mujer en una situación así. Suerte que la carrera a veces puede terminar cuando una recupera el oído y escucha por lo menos su nombre.

Simpática y puntual dijo...

Hola Virginia. Sí, muy cierto. Algún sentido hay que recuperar.

R101 dijo...

Sino fuera por el sufrimiento cuasi mortal, que tierna.
Buen punto:"...participando de toda causa justa, como la lucha por el anfibio más pequeño del norte de África".

Tommy Barban dijo...

Se vé que ni B. ni vos son aficionados a las películas clase Z, porque sino ambos deberían haber sabido que una excursión de modelos con equipo filmación por selva amazónica siempre, pero siempre, termina con su secuestro por una banda armada de narcos o mercenarios que asesina a los muchachos del equipo y viola reiteradas veces a las modelos antes de, hacial el final de la peli, ser muertos ellos por la única modelo sobreviviente (siempre la yanki, jamás una colombiana rulienta).

Hipotermia dijo...

Gran imaginación. Es el lado positivo de los celos.
Por las dudas, cuidate de no estar mucho delante de la lente de B. porque como bien lo dice el experto, la cámara no es el ojo (o símil).
Muy linda historia, para leerla, claro, no para vivirla, coincido con r101.
Beso a la CyP (celosa y puntual)

simpática y puntual dijo...

rodrigo, analista horacio díjome "victoriana"

tommy, no vayas a creer eh, que B. tenía una extensa colección de clase z en la videoteca. ahora veo que vos también.

hipotermia! vivan los celos! reivindiquemos los celos! que me aburro mucho con esta abulia posmo apática cool free zaraza

Yo (rodrigo illarraga) dijo...

SyP, no llore. ¿A quien le gusta la belleza centroamericana, esa alejada de nuestras orgullosas raices europeas que tanto han laureado los positivistas y los etnologos? Acuerdese que las modelos, por deficinicion -y sobre todo si son colombianas, aunque no se porque-, son estupidas y no tienen las cosas claras (si alguna modelo lee esto, mis mas sinceras disculpas por la rudeza, pero convenga conmigo su estupides y su constante histeriqueo).
Trate de no autorealizar profecias, como eso de la reina del drama y la posterior explocion de llanto. Recuerde, no obstante, que a la larga es mas interesante un buen rato de angustia entre lagrimas, y drama y sufrimiento, que un culo.

Las palidas rocks!
Todo eso de sonrisas casi caribeneas y labios hinchados es muy exhuberante: pustulas a punto de explotar, humores retorsidos.

Simpática y puntual dijo...

eso rodrigo, aguante mi origen polaco y mi palidez!

Simpática y puntual dijo...

... y soy drama queen, solo que muy psicoanalizada.