sábado, 3 de marzo de 2007

So lonely

_

Moverme entre las cajas aún no abiertas de la reciente mudanza, post separación. Saltar entre las decenas de fotos regadas sobre el colchón en el piso. Girar sobre mi propio eje al ritmo de la música, con el estómago revuelto. Marcar con los pies y las manos el sonido entre ska y reggae un sábado a las 10 de la noche. Bailar So lonely de The Police a todo volumen en la intimidad de mi nuevo hogar.
.

6 comentarios:

roberta dijo...

Salvando las diferencias (no tengo casa propia ni vivía con mi novio), este verano, mientras no estuvieron mis viejos, todos mis días fueron como tu sábado, pero escuchando a Cohen y a Zeppelin.

Simpática y puntual dijo...

:-)

r dijo...

Es que yo también me separé, ese era el punto importante en común y que olvidé mencionar.

Simpática y puntual dijo...

Qué fallido Roberta!

ER dijo...

yo no me mudé, sólo me separé de quien no estaba conmigo, no me dio para bailar, solo quedarme mudo, estampado contra la pared, llorando, en ese lugar mi casa que no conozco tampoco.

Simpática y puntual dijo...

Duelos, depende de cómo, quien, cuándo, por qué.
Para llorar le puedo recomendar muchas canciones, por ejemplo "Into my arms" de Nick Cave, pero si lo que realmente quiere hacer es agotar esa pena hasta el fondo, yo no sé cual es la música para eso. Por lo pronto, le paso un tip empatizando con su situación: baños de inmersión con agua caliente, mirando las pequeñas olas romper contra los muslos. Y una vez que agotó todo el llanto, ahi sí bailar. Bailar mucho, para la próxima vuelta, para cuando nos vuelvan a estampar contra la pared el estómago de alegría lleno de maripositas, porque también no solo de pena el amor nos estampa.