martes, 12 de junio de 2007

El amor es como tratar de tomarse un taxi en la esquina de Laprida y Charcas

.
El primero tiene el cartelito rojo encendido, lo ves, le hacés señas, te das cuenta que te ve, larga el semáforo en verde, vos ya estás segura que ahí viene y el taxi arranca y sigue de largo en vez de doblar.

El segundo te ve haciendo señas, arranca, dobla, ya está cerca tuyo, parece que va a frenar y de pronto apaga el cartel rojo y se va.

Para el tercero ya estás vencida y desesperanzada, entonces empezás a planificar la caminata, incluso se te cruza pensar ja, seguro que ahora llueve, estás a punto de doblar y zas! para un taxi que te vio sin que vos te dieras cuenta que te vio, te monta, te lleva y ya no estás más en la esquina de Laprida y Charcas.
.

8 comentarios:

Yo (Rodrigo Illarraga) dijo...

¡Guau!Aprendí algo. Se agradece

rosa maría dijo...

Extraño las fotos pero escribís cada vez más lindo.

Simpática y puntual dijo...

yo (ri)
:-)



ay rosa...

justo estoy por subir unas fotos...

fersebal dijo...

Una frase viene dando vueltas ultimamente: "Si hay azar, hay amor". Creo que es bastante acertada...

Simpática y puntual dijo...

Ey fersebal! esa justo la vengo leyendo en varios blogs por estos dias...

fersebal dijo...

Es mi frase favorita desde hace dos semanas. Explica muchas cosas.
Hipolita, una grande que conocí hace poco, la pronunció.

Esa frase esta en mi blog.

En que otros blogs la viste?

fersebal dijo...

El amor necesariamente debe ser azaroso y mágico.

Cuando lo buscamos obsesivamente pierde parte de esa magia...

Simpática y puntual dijo...

Sí, la vi en tu blog y ya no me acuerdo donde más...

Estamos de acuerdo, buscarlo y obsesivamente no concluye en amor.