miércoles, 27 de junio de 2007

Lindos

.
Anna Ajmátova



Cuando escuches el trueno...

Cuando escuches el trueno me recordarás
y tal vez pienses que amaba la tormenta...
El rayado del cielo se verá fuertemente carmesí
y el corazón, como entonces, estará en el fuego.

Esto sucederá un día en Moscú
cuando abandone la ciudad para siempre
y me precipite hacia el puerto deseado
dejando entre ustedes apenas mi sombra.


* * *

Guillaume Apollinaire


(click agranda imagen y se lee)
.

8 comentarios:

Tommy Barban dijo...

Una de las cosas más encantadoras que tiene este blog es la predilección de su autora por pegar imágenes de mujeres que se parecen a ella.

Simpática y puntual dijo...

Eso es muy cierto Tommy, y no lo puedo evitar, me las voy cruzando de casualidad, las investigo, me gusta lo que hacen y vengo corriendo acá y las pongo en mi blog.

ojorojo dijo...

y no lo evite
que el blog es medio eso, ¿o no?:
hablar (de alguna manera) de uno/una o como sea que nos refiramos a la famosa primera persona. Desconocía a Anna. Me gustó.

ava dijo...

jejejeje acertada la observación del señor tommy barban

simpática y puntual dijo...

ava, muy acertada.
voy a tu cumple.
beso.

simpática y puntual dijo...

Ojo, hay varios poemas de ella dando vuelta en la web.

Hipotermia dijo...

Hermoso poema el de Anna.
Se parece a vos? enserio?
Y las palomas de Apollinaire también?

Entré a Nouvelle Vague, pero no escuché, así que sólo pude apreciar lindos diseños, lindas chicas.

Simpática y puntual dijo...

hipo... quien pudiera parecerse a las palomas de Apollinaire, quien pudiera...