jueves, 14 de junio de 2007

Florencia tiene pena de bandoneón

.
Yo no digo que no, digo que cuantas noches más regalo, digo que cuantos besos livianitos tengo que dar para que me toques el timbre y me digas soy yo, llegué. Yo no digo que tengo frío, pero cuantas frazadas más enrollada, perdida. Cuantas puertas tengo que tocar, cuantos viajes, vos decime, cuantos golpes le doy, cuantos gritos me pego, cuantas duchas me tomo, cuanto frío me chupo, cuantas noches me bebo, cuantas axilas le sumo a los brazos, cuanto coginche que me torro bucólica, cuantas lluvias me arrojo de pena. Yo no digo que no, pero vos decime, tantos olores y vos tan lejos. ¿Tenés el pelo gris? ¿Te pica la nariz? ¿Te gustan las naranjas en gajos? ¿Quisieras que no me corte más el pelo?
Yo no digo que la paso mal, ni me aburro, ni me quejo. Solo quisiera saber cuantos días faltan para que me toques el timbre, yo baje, me beses, nos quedemos encendidos para siempre, y yo ya no cuente más las horas mientras te espero mirando la ventana.
.

8 comentarios:

Yo (Rodrigo Illarraga) dijo...

Me gusto mucho. Eso de quedemos encedidos para siempre me hizo acordar a "Como agua para chocolate".

Tommy Barban dijo...

No sé el fulano ausente, pero cortito como está (el pelo) a mí me gusta mucho mucho.

EmmaPeel dijo...

me pregunto lo mismo doña

saludos!

simpática y puntual dijo...

Yo (ri), gracias, no lo leí ni la ví, ¿vale la pena?

simpática y puntual dijo...

Tommy, entonces me lo voy a dejar tal cual está: ni un centímetro más, ni un centímetro menos...

simpática y puntual dijo...

Emmapeel, ¡hola!
creo que debemos ser varios los que nos lo preguntamos... muchos más de lo que pensamos...

Yo (Rodrigo Illarraga) dijo...

No se. He recogido muchos comentarios encontrados. Quizas por esa sola razon sea necesario verla.

fersebal dijo...

Ultimamente somos muchos los que estamos en esa situación. Será el frío?